El 27 de abril del 2012, las FARC asesinaron en un ataque con tatucos a una familia, incluido un bebé de 9 meses.

El 27 de abril del del 2012 la columna Móvil Teófilo Forero de los narcoterroristas de las FARC atacaron en horas de la madrugada mientras todos dormían el corregimiento de Rionegro, en área rural del municipio de Puerto Rico, Caquetá.

Los narcoterroristas lanzaron cinco tatucos a la estación de policía y a una casa familiar. En el ataque asesinaron a Jennifer Hurtado Parra de 29 años y a su hijo Alessandro Barreto Hurtado de 9 meses de nacido y al padre del menor Ronald Barreto de 29 años. Nuevamente las FARC violaron el derecho internacional humanitario asesinando a civiles incluido a un menor de edad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>