En Cartagena, se adelantan acciones para proteger a las tortugas marinas

En el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo, guardaparques y aliados, avanzan en el desarrollo de acciones que permiten proteger y conservar una de las especies emblemáticas de los ecosistemas marinos: las tortugas de mar.

Dentro de las acciones adelantadas se encuentran las jornadas de liberación de tortugas y la ejecución de una estrategia direccionada a que los pescadores cambien la especie capturada en sus faenas de pesca, por una proteína o mercado que varía según el peso y tamaño de la tortuga entregada (este proceso se lleva a cabo en el hotel Punta Faro).

En años anteriores, las comunidades de la zona se alimentaban tradicionalmente con la carne de las tortugas marinas, igualmente, están eran objeto de comercialización. En aras de proteger la especie, se implementó esta estrategia de cambio o trueque que se ha dado a través de un proceso de educación y sensibilización dirigido a los pescadores y comunidades, dándoles a conocer el papel regulador de las tortugas marinas para el bienestar ecológico de los arrecifes de coral presentes en el área protegida.

La presencia de las especies de tortuga verde (Chelonia mydas), carey (Eretmochelys imbricata) y cabezona (Caretta caretta), es un bioindicador de la salud de los océanos y del buen estado de conservación de los arrecifes coralinos en este Parque Nacional Natural; además. Así mismo, el trabajo adelantado para lograr su conservación, evidencia que tanto la institucionalidad como la empresa privada y las comunidades, pueden realizar de manera conjunta acciones que fortalezcan los procesos de conservación en las áreas protegidas de Colombia y que redunden en la protección de las especies silvestres, en este caso de las tortugas marinas (catalogadas en riesgo de extinción).

Desde que inició el convenio en el año 2017, en el sector de San Bernardo del área protegida, se han realizado liberaciones periódicas cada 15 días, (puede ser una o varias tortugas liberadas) y en el año 2020 pese a que se tuvo la emergencia por covid -19, se llevaron a cabo 8 jornadas, dando como resultado la liberación de 90 ejemplares.

Las tortugas marinas son un valor objeto de conservación del Parque, por lo cual, a través del programa de monitoreo se llevan registros de alimentación y anidación, siendo la Carey la especie que tiene anidación en las playas del área protegida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>