El 18 de febrero del 2006 Cali despedía a dos víctimas de las FARC que usaron un vehículo de tracción animal como bomba.

El 18 de febrero del 2006, en Cali despedían a dos víctimas de las FARC. 
Los terroristas de la columna móvil Manuel Cepeda Vargas de las FARC contrataron un vehículo de tracción animal. 

El vehículo lo cargaron con una carga que contenía cinco kilos de amonal y metralla.

Los propietarios de la carreta desconocían el contenido de la carga y fueron víctimas de los narcoterroristas.

Al momento que el vehículo pasaba frente a la estación de Policía del barrio Ciudad Modelo, las FARC hicieron estallar la carga a control remoto.

La explosión mató de forma inmediata al propietario de la carreta, Jorge Octavio Tabares de 59 años.

Su nieto, Victor Hugo Tabares de 21 años, quien ayudaba a trabajar a su abuelo también falleció.

6 personas quedaron gravemente heridas por la explosión. 

Las FARC nuevamente violaron los derechos humanos, usando a civiles inocentes como armas terroristas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>