El 14 de febrero del 2003 las FARC pusieron una bomba de 200 kilos de Anfo al norte de Neiva, asesinando a 18 personas, entre ellos 2 niños.

El 14 de febrero del 2003 la columna móvil Teófilo forero de los narcoterroristas de las FARC pusieron una bomba de 200 kilos de Anfo al norte de la ciudad de Neiva en el Huila.  

La bomba fue activada a control remoto hacia las 5:25 de la mañana. 
La detonación de los 200 kilos de Anfo, equivalen a dos toneladas de dinamita y causó daños a 500 a la redonda.

Cerca de 35 casas quedaron totalmente destruidas.  La explosión dejó cerca de 45 heridos entre ellos 10 niños, la mayoría menores de 8 años que a esa hora se encontraban en las puertas de sus casas esperando los buses escolares. 



18 personas murieron en este acto terrorista. Entre ellos 9 miembros de la policía, una fiscal y Cinco civiles. Dentro de los civiles fallecidos se encontraron dos menores de 14 y 6 años de edad. 

Las FARC nuevamente violaron los derechos humanos, asesinando en actos terroristas a personas civiles y a niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>