Un 22 de enero del 2012 los narcoterroristas de las FARC usaron un caballo bomba con 25 kilos de explosivos para atacar una patrulla del Ejército. La explosión asesinó a un soldado.

Un 22 de enero del 2012 los narcoterroristas del frente 36 de las FARC utilizaron un caballo bomba cargado con 25 kilos de explosivos para atacar una patrulla del Batallón de Artillería No.4 “Bajez” de la Brigada 4 del Ejército en la vereda Buena Vista, en la vía que comunica los municipios de Toledo y San Andrés de Cuerquia, al norte del departamento de Antioquia.

El cargamento fue activado en un paradero de buses donde muchos campesinos se reunían para llevar sus productos.

El atentado terrorista causó la muerte del soldado Camilo Pérez Montoya de 23 años y el soldado Sebastián Morales Tangarife de 19 años sufrió heridas de gravedad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>