Cárcel para homicida de usuario del SITP en Bogotá

CÁRCEL PARA HOMICIDA DE USUARIO DEL SITP EN BOGOTÁ

Ante la contundencia del material probatorio obtenido por la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, Jackson Javier Castiblanco Durán aceptó su responsabilidad en el crimen.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra Jackson Javier Castiblanco Durán, alias Calvo, señalado homicida de Wilfrido Murcia Naranjo, un usuario del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP).

Gracias a la priorización de la investigación y el plan metodológico dispuestos por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, desde el momento en el que ocurrió el crimen, investigadores del CTI y de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bogotá obtuvieron testimonios, evidencia física y otros elementos que fueron determinantes para demostrar que el procesado sería el responsable de los hechos.

En ese sentido, una fiscal de la Unidad de Vida de la Seccional Bogotá imputó a Castiblanco Durán los delitos de homicidio agravado; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego agravado; y hurto calificado y agravado.

Ante la contundencia del material de prueba en su contra, el hombre aceptó los cargos. En la audiencia se conoció que, en la actualidad, cumplía medida de casa por cárcel por un asesinato ocurrido en 2009.

La investigación

En apenas cuatro días el trabajo investigativo permitió esclarecer lo ocurrido la madrugada del 15 de diciembre último, en un bus de SITP que se movilizaba por el barrio Quiroga Central, en el sur de la ciudad.

Con base en testimonios, se estableció que Castiblanco Durán subió al automotor y marcó su tarjeta de viajes como cualquier usuario. Luego de cruzar la registradora habría intimidado con un arma de fuego al conductor, le arrebató el celular y empezó a recorrer el vehículo despojando de los equipos móviles a ocho pasajeros.

Al ver lo que sucedía, el señor Wilfrido Murcia Naranjo, supuestamente, se lanzó contra el asaltante e intentó evitar el hurto masivo con un palo que utilizaba en su trabajo como vigilante. Alias el Calvo reaccionó en su contra y le propinó tres disparos.

El señalado agresor en su huida dejó caer algunos de los celulares y otros elementos. Posteriormente, subió una motocicleta y escapó.

Los investigadores, además de verificar los videos de las cámaras de seguridad, obtuvieron detalles de la planeación del robo y de las conversaciones o reuniones, posteriores al crimen, en las que Castiblanco Durán reconoció haber disparado contra el usuario del SITP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>