Secretaría de Ambiente apoyó investigación para captura de personas que traficaban fauna silvestre a través de redes sociales

• La autoridad ambiental de Bogotá aportó a la Fiscalía material probatorio y evidencias físicas.

• Las investigaciones en relación con el tráfico de fauna silvestre y daño a los recursos naturales pueden durar más de un año.

• En Bogotá y Cartagena la Fiscalía realizó las capturas.

Bogotá, 4 de diciembre de 2020. (@AmbienteBogota). Gracias a las labores de investigación para atacar el tráfico de fauna silvestre, adelantadas por la Secretaría de Ambiente y la Fiscalía #1 Especializada de la Unidad de Delitos Contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente, con la articulación investigativa de la Dirección de Protección (Dipro) de la Policía Nacional, se logró la captura de cuatro personas que se dedicaban al comercio ilegal de especímenes silvestres, en un operativo simultáneo realizado en Bogotá y Cartagena.

“Un trabajo conjunto entre la Secretaría de Ambiente, la Fiscalía y la Dirección de Protección de la Policía nos permitió dar con una red de tráfico de fauna que funcionaba a través de redes sociales. Muchos animales se traficaban a través de Facebook y Whatsapp, y de manera articulada estamos enfrentando estas nuevas modalidades de delito. Les recordamos a los ciudadanos que todos los animales silvestres están mejor libres y en casa, no se dejen engañar, todas esas formas de tráfico son ilegales, absténganse de participar de esta cadena”, dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

La Secretaría de Ambiente brindó información clave y puntual a las autoridades judiciales para detener los actos delictivos que venían desarrollando estos hombres a través de Facebook y WhatsApp. Por medio de estas redes sociales, comercializaban especímenes de fauna silvestre y exótica.

Una vez eran contactados por los compradores, estos enviaban los animales mediante correos humanos y por vía terrestre al destinatario final. Aves, búhos, cotorras, loros, guacamayas, tucanes, boas, primates, tigrillos y venados, entre otros especímenes de la fauna silvestre, se comercializaban en diferentes zonas del territorio nacional, entre las que se encuentran Bogotá, Cartagena, Medellín y Bucaramanga.

Es importante resaltar el trabajo articulado que vienen desarrollando las autoridades ambientales y judiciales para infiltrar personas que permitan desarticular estas redes. Para el caso en mención, profesionales especializados de la Fiscalía y un equipo técnico de la Secretaría de Ambiente lograron introducirse en estos grupos que atentan contra los recursos naturales y la biodiversidad.

La Secretaría de Ambiente comenzó los respectivos procesos sancionatorios, cuyas multas pueden ser cercanas a los 3.500 millones de pesos, según lo establecido en la Ley 1333 de 2009. A los hombres capturados se les imputaron los delitos de ilícito aprovechamiento de los recursos naturales, contemplado en el artículo 328 del Código Penal.

La autoridad ambiental mantendrá las acciones de vigilancia y control al tráfico de especímenes silvestres en plazas de mercado, terminales aéreas y terrestres, y en las diferentes localidades de la ciudad; además, seguirá trabajando de la mano con la Policía y la Fiscalía para identificar nuevas modalidades de comercio ilegal.

“En los últimos seis meses la Secretaría de la mano con la Policía Ambiental y Ecológica hemos trabajado conjuntamente e incautado más de 1300 animales de fauna silvestre. Esta colaboración ha sido excepcionalmente útil en dar una señal muy importante: el tráfico de fauna silvestre es un delito y así lo vamos a seguir enfrentando”, concluyó la secretaria Urrutia.

Desde el primero de junio, la Secretaría de Ambiente, con el apoyo de la Policía Ambiental y Ecológica, ha logrado recuperar e incautar más de 1300 animales silvestres. Asimismo, la entidad ha regresado a más de 550 especímenes a su entorno natural, después de haber superado sus procesos de recuperación y rehabilitación.

La Administración Distrital reitera su compromiso con el respeto por todas las formas de vida e invita a la ciudadanía a abstenerse de realizar conductas de extracción, comercialización y tenencia ilegal de fauna. Igualmente, hace un llamado a seguir denunciando, en las líneas 3174276828, 3188277733, 3183651787 y 3187125560, los casos de riesgo o amenaza para estos especímenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

?>